Open/Close Menu Reparación de parabrisas - Parabrisas - Instalación de parabrisas - Pulido de vidrios - Restauración de ópticos y cristales - Grabado de patentes - Laminas de seguridad - Reparación de parabrisas a domicilio

Según las estadísticas la visibilidad se reduce hasta en un 50% y muchos desconocen que con mucha agua los neumáticos pierden un 25% de su adherencia, con esto se triplica la posibilidad de sufrir un accidente de tránsito.
La lluvia es el fenómeno climatológico que más accidentes provoca en Chile. El agua caída y mezclada con el polvo y la grasa o aceite que está en el pavimento convierte este último en una superficie muy deslizante y peligrosa.
Durante el invierno las condiciones son muy diferentes al resto año, ya que, en caso de lluvia, lo que aumenta la posibilidad de que el vehículo patine al frenar.
Siempre es bueno tener precaución al conducir durante llueve y puede seguir estos consejos.

Conduzca a una velocidad moderada y duplique la distancia prudente con el vehículo que lo antecede para que tenga tiempo suficiente para frenar en caso de emergencia. Se necesita más distancia en el frenado y ojo con las líneas pintadas en el suelo ya que tienen menos adherencia que el resto del pavimento. El frenado debe ser atenuado y hay que tener mucha atención con las pozas, ya que el conductor puede incluso perder el control del automóvil.

Evite realizar maniobras bruscas y cambios repentinos de pista, siempre piense en el vehículo que viene detrás.

Es necesario verificar el estado de los frenos, ya que al estar sometidos al agua éstos pierden eficacia.

Mantenga siempre limpio el parabrisas y chequee constantemente el deposito del limpiador de estos, renueve constantemente las plumillas. En caso de que su parabrisas este empañado encienda el aire acondicionado a no muy alta temperatura, ya que la variación entre la temperatura interna del vehículo y la externa pueden dañar su parabrisas. Si su vehículo no posee aire acondicionado, use la ventilación con aire frio.

Mantenga las luces encendidas y nunca atraviese un charco muy grande sin comprobar su profundidad o sin que otro vehículo haya pasado antes. Circule despacio para evitar que entre agua al motor.

Escribe un comentario:

*

Tu dirección de correo electrónico no será publicado.