Open/Close Menu Reparación de parabrisas - Parabrisas - Instalación de parabrisas - Pulido de vidrios - Restauración de ópticos y cristales - Grabado de patentes - Laminas de seguridad - Reparación de parabrisas a domicilio

Los puertos USB integrados en multitud de autos son adecuados para poder conectar pendrives USB y reproducir música desde ellos, pero cuando uno quiere cargar el celular se encuentra con que esos puertos no solo cargan muy lentos: si seguimos utilizando nuestro celular, ¡la batería sigue agotándose!

¿Cómo es posible?

Los puertos USB de los autos se quedan cortos

La razón es simple: las dos primeras especificaciones de este estándar (USB 1.0 y USB 2.0) definen cómo la intensidad de corriente en ambas versiones debe ser de 500 miliamperios (pudiendo soportar hasta 1.500 mA), y precisamente esa es la especificación utilizada por los fabricantes de autos.

Esa intensidad de corriente es válida para dispositivos USB que no necesitan un gran suministro de energía (como el citado caso de los pendrives con música), pero los celulares, sobre todo en las últimas generaciones, hacen gala de consumos mayores y de baterías que están preparadas para poder soportar mayores intensidades de carga.

Los cargadores celulares son cada vez más potentes

De hecho lo normal en smartphones actuales es contar con cargadores que trabajan con salidas de 2 amperios (2.000 miliamperios) y 5 voltios. Los fabricantes que están integrando sistemas de carga rápida van más allá, y por ejemplo los Galaxy S8/S8+ combinan ese modo de carga con otro que suministra 1,67A y 9V.

Huawei va incluso más allá y ofrece tres modos: 5V y 2A, 4,5V y 5A y 5V y 4,5A, logrando hasta 22,5 vatios durante la carga, un número realmente fantástico que permite recargar las baterías de sus últimos modelos a velocidades de vértigo.

Benditos cargadores para la toma de encendedor

¿La solución? Algunos fabricantes comienzan a integrar puertos que soportan mayores intensidades de corriente, pero esta no parece ser una prioridad para esta industria.
En lugar de eso la respuesta está en los cargadores que se conectan a la toma del encendedor, que suministra 12V y que por tanto se convierte en la idónea para recargar nuestros celulares. Ya hay muchos cargadores de auto compatibles (y preparados específicamente) preparados para soportar los sistemas de carga rápida de multitud de smartphones. Si recargas mucho en el auto, esta es la mejor opción.

Fuente: https://www.xataka.com/vehiculos/esta-es-la-razon-por-la-que-los-puertos-usb-de-tu-coche-son-tan-lentos-al-recargar-tu-movil