Open/Close Menu Reparación de parabrisas - Desabolladura y pintura - Parabrisas - Instalación de parabrisas - Pulido de vidrios - Restauración de ópticos y cristales - Grabado de patentes - Laminas de seguridad - Reparación de parabrisas a domicilio
Frenos

Puede que una de las peores pesadillas de cualquier conductor sea quedarse sin frenos mientras va conduciendo. Es cierto que la típica escena de película en la que el conductor pisa el freno y este no responde es más propio del cine que de la realidad; pero los frenos pueden fallar de muchas otras formas, y esto sí que es algo posible.

De hecho, una posible avería de los frenos es que se queden bloqueados. Imagínate: vas conduciendo, y de repente, el auto de delante pega un frenazo, con lo que tú has de hacer lo propio. Pisas el pedal a fondo, pero, en lugar de ver cómo el auto se detiene de golpe, los frenos se bloquean, pierdes el control y el vehículo comienza a patinar. ¿Por qué sucede esto?

Bien, vayamos por partes. Esta situación suele darse en vehículos sin Sistema de Frenos Antibloqueo (“ABS”, sus siglas en inglés). Este sistema de seguridad que evita que los frenos se bloqueen, con las temidas consecuencias que esto conlleva.

Al presionar el pedal del freno con demasiada fuerza y de una manera constantemente, los frenos se bloquean. Por ello, si eso es lo que te sucede, en lugar de hacer lo que tu intuición te pide (pisar más fuerte aún para frenar), la solución es la contraria: levanta el pie del pedal del freno, para así lograr liberar presión sobre el freno, y vuelve a pisar de nuevo el pedal. Repite esta secuencia muchas veces (pisa y levanta el pie del freno, como si bombearas), hasta que logres frenar.

De esta manera, permitirás que las ruedas no se bloqueen y esto te permitirá maniobrar el vehículo; además, también evitarás que los frenos se bloqueen, y que el auto patine.

No te preocupes si tu auto va equipado con el sistema ABS y sientes una vibración en el pedal durante una frenada repentina; esto solo significará que el sistema de seguridad activa está bombeando los frenos por ti, liberando una posible rueda bloqueada y dejándote a ti el control del vehículo. Por ello, no sueltes el pie en ningún momento del pedal.

Por último, si tus frenos con sistema ABS están revisados y en buen funcionamiento, no se bloquearán.